A pesar de que el Departamento de Educación anunció el viernes que 224 escuelas se preparan para comenzar clases a partir del 27 y 28 de enero, líderes magisteriales denunciaron ayer la falta de transparencia y la presunta irresponsabilidad de la agencia al no contestar las preocupaciones de los maestros.

“Llevamos diez días pidiendo reunión para discutir el plan del inicio escolar, el protocolo que se va a implantar, y si va a haber una segunda fase de inspecciones más rigurosas”, manifestó Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR).

La líder sindical resaltó que urge que, más allá de identificar si las escuelas tuvieron algún daño estructural, se haga una inspección que identifique si un plantel es sismo resistente o no a un sismo, como los que han sacudido al suroeste de Puerto Rico en las últimas semanas.

Recordó que hace unos años se anunció que unas 500 escuelas serían reparadas porque tenían columnas cortas y no eran resistentes. Según Martínez, nunca se ha dado a conocer cuáles eran esas escuelas y si fueron reparadas o cerradas.

Para conocer esta información, la líder sindical anunció que le cursaron una carta al secretario de Educación, Eligio Hernández y a los líderes legislativos (Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez). También, dijo, se le llevó la carta a la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) y a la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP). Esta última (OMEP), se negó a recibir la carta mientras el resto no les ha contestado, relató.

Mientras tanto, el Colegio de Ingenieros se reunió con representantes de la FMPR la semana pasada y les aclaró que las certificaciones de inspecciones oculares solo señalan daños visibles, y no si la estructura es resistente a sismos.

Ante esta situación, Martínez calificó de “inaceptable” que el DE se prepare para hacer una casa abierta para que los padres y encargados de estudiantes vean las certificaciones realizadas por ingenieros.

“No es ver la certificación y ya. Es ver la certificación completa, saber sus hallazgos y recomendaciones”, dijo.

Advirtió que se le está orientando a los padres y encargados para que exijan una asamblea y que se escoja un comité de seguridad con participación de la comunidad escolar.

Rafael Feliciano, pasado presidente de la FMPR, indicó que es imperativo que se cree un comité conjunto de padres, empleados del DE y personal administrativo de la agencia para que se encargue de la reapertura de las escuelas, el reinicio de las clases y ayuden a crear un plan de mitigación a mediano y largo plazo.

“Las escuelas que se construyeron en los años ‘70 se hicieron con el mismo diseño y tienen los mismos visos (de construcción) que la escuela que colapsó”, señaló.

Por su parte, Aida Díaz, pasada presidenta de la Asociación de Maestros, coincidió en que ninguna de las certificaciones emitidas provee información sobre la capacidad de los planteles a resistir un futuro sismo. No obstante, comentó que hay que ir volviendo a la normalidad con un comienzo paulatino para evitar que los estudiantes se acostumbren a estar sin clases. Aniel Bigio, portavoz del DE, dijo ayer que el número de escuelas que abrirían se mantiene en 224.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here