Melbourne, Australia — Por segundo día consecutivo, los organizadores del Abierto de Australia debieron demorar dos horas el inicio de los partidos de la fase clasificatoria el miércoles, a fin de que se disipara más adelante el humo provocado por los incendios forestales.

El humo y las brumosas condiciones en el Melbourne Park el martes afectaron el primer día de partidos. Los organizadores fueron criticados por permitir que siguieran los partidos de clasificación.

Surgieron quejas de varios jugadores, incluyendo el australiano Bernard Tomic, quien solicitó tratamiento médico durante su derrota en la primera ronda, pues tuvo dificultad para respirar. La eslovena Dalila Jakupovic manifestó su temor de que se desmayaría antes de retirarse en su duelo. En un momento, Jakupovic cayó al suelo de rodillas con un ataque de tos.

El miércoles, el canadiense Brayden Schnur cargó contra Roger Federer y Rafael Nadal, reprochándoles ser «egoístas» y estar más preocupados por sus legados. Añadió que los dos astros deben tomar la iniciativa y protestar por las condiciones de juego de la fase previa.

Schnur, número 103 del ranking mundial y tercer cabeza de serie del torneo de clasificación, formuló sus críticas tras vencer en primera ronda al austríaco Sebastian Ofner, una que tomó más de dos horas en medio de la bruma que cubrió el Melbourne Park el miércoles.

Afirmó que las grandes figuras del tenis deben hablar por los jugadores menos conocidos.

«La respuesta debe ser de los grandes — Roger y Rafa son un poco egoístas por pensar sólo en ellos y sus carreras», dijo Schnur. «Porque están cerca del final (de sus carreras) y lo único que piensan es en su legado y no piensan en el deporte como tal, haciendo lo mejor por el deporte. Ellos tienen que dar la cara».

Schnur describió las condiciones como fumar un cigarrillo.

«Sientes que tienes la garganta súper reseca», dijo. «Eso no tiene nada de norma y los jugadores que padecen de asma están en una enorme desventaja ahora mismo».

Aunque los organizadores demoraron el inicio de la jornada del miércoles, el rango de la calidad del aire se mantuvo como «poco saludable», debido al humo causado por los fuegos forestales en el estado de Victoria.

La nociva bruma provocó falsas alarmas en miles de detectores de incendios. Las condiciones mejoraron con el incremento de la temperatura, pero los meteorólogos predicen que la mala calidad del aire se mantendrá hasta el miércoles en la noche.

El Abierto de Australia se pone en marcha el lunes.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here