¿Por qué esperar a disgustarse con los premios cuando podemos empezar a cabrearnos con las nominaciones? En la última entrega de nuestra serie de vídeo a los que todo les molesta, Old Man Yells at Cloud, arremetemos contra las nominaciones a los Óscar.

Este año la Academia ha pecado de un pasarse por el arco del triunfo todo eso de la representación y tenemos cero mujeres nominadas a la dirección, y unos candidatos más blancos que de costumbre.

Sorpresas pocas, pero te traemos este vídeo para explicarte por qué eso es un problema y por qué si los Oscars quieren ser relevantes de aquí a unos años, deben cambiar de actitud.

Y como aún nos quedan cosas de las que quejarnos, nos acordamos de que Netflix ha sido la productora con más nominaciones, por mucho que le pese a Spielberg, y si el record de ‘Joker’ es bueno para el mundo de las adaptaciones de comics o más bien todo lo contrario.

Oscars regulares

Todo ello en un vídeo que ha venido aquí a barrer para casa. ¿Son importantes los Oscars? Si no lo son, ¿por qué seguimos hablando de ellos todo el rato? ¿Envidia entre calvos? ¿Termómetro de la industria o espejo de las cosas que están regular en la sociedad? Nuestro Viejo Gritando a Nube no tiene las respuestas, pero te lo planta en la cara y luego tú ya decides.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here