El día de hoy Mac Miller estaría cumpliendo 28 años y como forma de recordarlo, su familia decidió estrenar su disco póstumo Circles el día de su aniversario. Este es el sucesor de Swimming, álbum que estrenó justo un mes antes de morir debido a una terrible sobredosis.

Mac ha sido reconocido por su talento y la extensa carrera musical que lo respalda. Además de que colaboró y fue gran influencia para otros artistas en el medio. Sin embargo, detrás de la gran mente maestra musicalmente hablando, el rapero tuvo que lidiar durante años con problemas de adicción a drogas y alcohol, sin mencionar las severas depresiones que padecía.

Todo esto lo plasmó en Swimming, disco que lo llevó a estar nominado a un premio Grammy, y que fue una profunda introspección que muestra a un Malcolm con un panorama más claro, y que ha encontrado su equilibrio en la música.

Sin embargo cuando todo parecía haber finalizado tras su repentina muerte, llega Circles. Un álbum que ha conmocionado a más de uno, y que pareciera ser una última carta de despedida para un público que quedó pasmado aquel 7 de septiembre, después de ver en las noticias su triste deceso.

Miller había estado trabajando en estas canciones junto con el compositor y productor Jon Brion, quien decidió finalizar el disco. Y aunque no se tiene con certeza que tan involucrado estuvo el rapero en el proceso de realización, este suena como un trabajo muy complejo.

El sonido de este último álbum es un poco diferente a lo que el artista había estado sacando, ahora con un beat más lo-fi. Esto acompañado de unos lyrics que parecen ser una conclusión de los pensamientos que el rapero escribió en su disco previo.

“My god, it go on and on, just like a circle, I go back to where I’m from” se escucha cantar a Miller en So It Goes, canción que de desprende de Swimming. Mientras que en el tema que le dió nombre a su disco póstumo, Malcolm concluye: “And I cannot be changed, I cannot be changed, no, trust me, I’ve tried, I just end up right at the start of the line, drawin’ circles.”

En cada tema de Circles, Mac describe la difícil y cansada lucha que vivía día con día contra los demonios que habitaban en su cabeza, teniendo una esperanza de encontrar la tranquilidad deseada en algún momento y creyendo fielmente que lo que le espera será mejor.

Si de algo no hay duda, es de que Mac Miller todavía tenía toda una carrera exitosa por delante. Y aunque Swimming lo consolidó como un artista legendario, Circles fue el escalón final para llegar a la cima. Es la pieza faltante para un difícil adiós que no estábamos preparados para dar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here