Cuando Luz M. Nazario le llevó el bizcocho de cumpleaños a su pequeño Jan Carlos, el niño no se mostró tan emocionado con la idea de que le celebraran.

Minutos después, sin embargo, el rostro del niño se iluminó cuando personal de la Administración de Servicios de Salud mental y Contra la Adicción (ASSMCA) comenzó a cantarle. Luz aprovechó el momento trajo un segundo bizcocho y festejó al pequeño de la casa.

“Ver la cara de él me llenó de alegría porque en estos momentos que uno ve tanta tristeza y la gente en los catres y todo y eso y ver en mi hijo un momento de sonrisa, porque él no quería nada…”, compartió Nazario.

“En ese transcurso de cinco minutos me llenaron mi corazón, de tanta tristeza que tenía, de tanta alegría”, dijo.

La familia está albergada en el refugio del municipio de Guánica en la pista atlética Heriberto Cruz. Perdieron el apartamento en el que residían en el residencial Luis Muñoz Rivera de la mencionada municipalidad. Cruz también perdió su trabajo, ya que la pizzería para la que trabajaba quedó hecha escombros.




(Vanessa Serra Díaz)


“Por un lado estos días han sido bien y por otro horribles, porque no estamos en nuestra casa. Al ser un apartamento, el suelo está un poco hundido. Perdí todo adentro más en ese mismo momento perdí mi trabajo”, recordó.

Jan Carlos festejó su cumpleaños junto a su mamá y su hermana, pero también junto a personal de Assmca y refugiados que en estos días se han convertido en familia.

Feliz cumpleaños #4, Jan Carlos.



El cumpleañero.
(Ramón Tonito Zayas)



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here