Juana Díaz – La escuela intermedia Felipe Colón Díaz, la más grande de este municipio, no pasó una primera inspección de daños tras el terremoto de la semana pasada y sus réplicas, por lo que su apertura es incierta de cara al inicio del semestre académico el miércoles, 22 de enero.

Así lo indicó la directora Nelly M. García, tras relatar que el plantel fue inspeccionado, el pasado viernes, por ingenieros estructurales de la Autoridad de Edificios Públicos y la Oficina para el Mejoramiento de las Escuelas Públicas (OMEP).

“De los cuatro edificios que tenemos, dos no fueron certificados el viernes. A raíz del temblor (del 7 de enero, de magnitud 6.4), partes del piso y varias paredes se agrietaron y segmentos del techo se despegaron”, dijo García.

“Esta escuela siempre ha sido un riesgo para los estudiantes. Es una escuela vieja, construida entre 1950 y 1951, y el mantenimiento que se le ha dado ha sido muy pobre. Aquellas áreas que ya estaban afectadas se afectaron todavía más con el temblor”, agregó la directora.

La escuela intermedia Felipe Colón Díaz va de sexto a octavo grado y tiene una matrícula de 500 estudiantes y 40 maestros. Además, tiene ocho salones contenido para alumnos de educación especial.

“Somos la única escuela en Juana Díaz con el servicio de salón contenido y tenemos padres que ya están diciendo que no traerán a sus hijos cuando empiecen las clases. Hoy, tres padres, uno de ellos de un estudiante de educación especial, pidieron documentos porque se van a mudar para Estados Unidos”, relató García.

“Hasta este momento, no sabemos si la escuela va a abrir (el 22 de enero), pero entiendo que no… porque hasta los ingenieros de Edificios Públicos y OMEP se quedaron bobos con lo que vieron”, dijo, al señalar que algunos maestros le han expresado que están “bien drenados” y una de las conserjes del plantel “no quiere volver”.

Por su parte, Manuel Candelario, ayudante especial de la supervisora de la región educativa de Ponce, Iris Vanessa Berríos, indicó que, por ahora, la instrucción del Departamento de Educación es que “no haya nadie en los planteles”.

“Hay que esperar a que se certifiquen. Una vez se evalúen, el secretario Eligio Hernández dirá cuáles son las escuelas aptas para abrir y recibir estudiantes. Pero, por el momento, no hay acceso”, dijo Candelario.

Indicó que en la región educativa de Ponce hay varias escuelas cuyos comedores están abiertos, pues allí se prepara la comida para los refugiados a causa de los sismos. Dichas escuelas se certificaron y se determinó que no están estructuralmente comprometidas.

“Pero es peligroso estar en las demás escuelas. Hay que entenderlo. Hay que esperar a que se certifiquen y se determine lo contrario”, recalcó el ayudante especial.

Sobre la escuela intermedia Felipe Colón Díaz, dijo que no ha recibido lacertificación “porque sigue temblando”. “La escuela se inspeccionará las veces que sea necesario”, puntualizó.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here