Refuerzan la seguridad en la región sur a causa de los terremotos



Ante el estado de emergencia por el que atraviesa la región sur, el Negociado de la Policía reforzará la presencia de agentes en la zona, e incluso se hicieron gestiones para traer a la isla cerca de 300 uniformados de otras jurisdicciones en Estados Unidos.

El coronel Reinaldo Bermúdez indicó ayer que suspendieron días de vacaciones y las divisiones de Tránsito trabajan turnos de 12 horas.

“Se está reforzando el área sur completa”, dijo Bermúdez durante una conferencia de prensa, en la sede del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD).

Mientras, el designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer, indicó que espera por la llegada de 300 agentes del orden público de otras jurisdicciones en Estados Unidos para dar apoyo en las labores de emergencia. Esa petición la hizo al gobierno a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

“Se les va a juramentar y se les va a convertir en oficiales del orden público”, sostuvo Janer, sin precisar cuándo llegarían.

Una orden ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez Garced autoriza a estos funcionarios, conocidos como “agentes de paz”, a realizar arrestos, entre otras gestiones.

Mientras esos agentes llegan a la isla, 300 oficiales destacados en diversos equipos especiales (“task forces”) federales han sido movilizados a la Policía para reforzar los trabajos de seguridad.

El gobernador de California, Gavin Newson, informó que su administración envió a Puerto Rico 35 especialistas en atender desastres, en respuesta a una solicitud de asistencia del gobierno de la isla.

El grupo incluye expertos en manejo de emergencias, evaluaciones de seguridad, ingenieros, recogido de escombros y asesoramiento general en momentos de desastres.

De otra parte, el gobierno de Vázquez Garced se ha mantenido enfocado en fortalecer los refugios en el sur del país, por lo que el secretario designado de Estado, Elmer Román, no considera que sea inminente la posibilidad de evacuar a residentes en Ponce, Peñuelas, Yauco, Guayanilla y Guánica fuera de esa región, que es la más afectada por los sismos de las pasadas semanas.

“Los expertos estiman una serie de réplicas de magnitud menor a 6.4 en las próximas semanas. Se entiende que la respuesta se mantiene a nivel local”, dijo Román.

Insistió en que el gobierno cuenta con cinco refugios “en zonas abiertas” disponibles para la ciudadanía, pero especialmente para las personas que se encuentran en campamentos informales.

“Vemos que las réplicas siguen ocurriendo, no se descarta la posibilidad de que ocurra un evento de (magnitud) 6. Tenemos un 99% de probabilidad de que no ocurra un evento de 7, pero no significa que no esté la probabilidad, pero actualmente el proceso es que se consoliden estos refugiados en campamentos bases”, sostuvo Román, quien se reuniría ayer, en Utuado, con alcaldes de la zona montañosa.

¿De qué dependería un traslado?, se le preguntó. “Si los expertos dicen que hay un peligro inminente o emergente, entonces se consideraría un plan de evacuación. Y en eso estamos trabajando”, respondió Román. “Esto es por fases… primero es los campamentos base”.

Román dijo, además, que se trabaja en establecer un área en el Campamento Santiago, en Salinas, para reubicar allí 40 encamados que así lo deseen y que la necesidad del traslado sea certificada por el Departamento de Salud. “No es que la gente se tiene que mover”, insistió Román.

El panorama general

A las 8:00 a.m. de ayer, había 4,994 personas en 28 refugios repartidos en 14 municipios. De ese total, 893 son menores.

El gobierno cuenta con cinco campamentos base que están a punto de ser totalmente ensamblados en Guayanilla, Guánica, Ponce, Yauco y Peñuelas. Se han removido 118 adultos mayores de hogares considerados inseguros y 26 menores bajo la custodia del Departamento de la Familia.

Ayer, se esperaba que el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) comenzara la demolición del peaje de Ponce, ubicado en la autopista Luis A. Ferré (PR-52). Varias carreteras, como la PR-167, a la altura del kilómetro 7.2 en Naranjito, y la PR-333, en Guánica, están cerradas por derrumbes. Igualmente, hay puentes cerrados en la PR-125 (Guayanilla), PR-127 (Guayanilla), PR-2 (Mayagüez), PR-335 (Yauco) y PR-359 (Yauco).

En el caso del puente en la carretera PR-116, en Guánica, que fue cerrado brevemente el sábado, el secretario Carlos Contreras reconoció que, si bien se agrietó el asfalto, existen losas por debajo, por lo que la integridad del puente no está comprometida. Sobre la carretera PR-2, escenario de repetidos derrumbes cerca de El Tuque, se limitó a indicar que se trabaja en el área.

José A. Delgado colaboró en esta nota.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *