A principios de enero, Lucy Dacus formó parte del programa musical en el que interpretó los temas “Historians”, “Night Shift”, “Fool’s Gold” y “Forever Half Mast”. En este capítulo, la de Richmond, Virginia; compartió el capítulo del programa con Sharon Van Etten. Lucy continua en la promoción de 2019, su EP lanzado el año anterior y del que pudimos escuchar algunos cortes durante su presentación en el Coropa Capital de noviembre pasado.

Tu reciente EP se llama 2019. ¿Hay vinculo entre el nombre y las canciones?

Lo gracioso es que pensé en cómo ninguna de estas canciones se grabó en 2019, todas se grabaron entre 2017 y 2018, por lo que es un poco incorrecto titularlo 2019. Pero también, estas canciones le dieron forma a ese año para mi. Cada canción ha representado una temporada para mí, y he tenido que pensar en los temas que plantea cada canción. Antes, durante y después de que salió “My Mother and I”, estuve constantemente pensando en la maternidad y teniendo conversaciones sobre la maternidad. Para “La Vie en Rose” hubo muchas conversaciones sobre amor, nostalgia, el paso del tiempo y lo que significa una canción clásica.

¿Por qué estás sacando un álbum basado en vacaciones, cómo se te ocurrió esta idea?

Grabé muchas de estas canciones sólo porque quería estar en el estudio. No sabía cuándo ni cómo saldrían. Sólo reservaba uno o dos días el estudio, cada dos meses para que poder tocar y mantenerme en contacto con esa parte del proceso creativo. También alivia esa tensión de hacer el próximo disco, en lugar de sólo estar en el estudio para hacer una declaración personal de alto riesgo.

Las canciones son simplemente divertidas y provienen del disfrute del proceso de grabación. Las vi a todas sentados en mi computadora, sin que nadie las escuchara, y me puse un poco triste. Se sintió como una buena excusa y una buena plantilla. Me ha parecido tranquilizador que ponga música cada dos meses durante todo el año.

¿Qué ha cambiado desde que lanzaste No Burden?

La diferencia entre entonces y ahora tiene mucho que ver con la intención. Tenía la intención de que mis amigos y familiares escucharan No Burden. Fue escuchado por muchas más personas, y me tomó por sorpresa. Muchas cosas sucedieron más allá de lo que esperaba. Luego con Historian, tuve que ser más intencional, responsable y consciente de lo que sucede cuando la gente escucha un disco. Miro hacia el futuro y realmente no puedo imaginar lo que viene después, para hacer un próximo disco. Un paso a la vez es una máxima bastante buena.

¿Es más fácil escribir desde un estado de ánimo feliz o más bien desde la tristeza?

Creo que escribo desde la confusión. Y probablemente por un esfuerzo de encontrar la felicidad o la satisfacción. Creo que siempre trato de entender las cosas que me han sucedido o los pensamientos que están en mi cerebro y de las personas que me rodean. Escribir canciones siempre ha sido la salida para eso, incluso antes de comenzar a tocar o compartirlos con la gente. Pero es bueno que pueda ser útil para otros o que esté sirviendo para ese propósito.

¿Tienes algún hábito de composición o de trabajo contra el que tengas que luchar?

Cuando tengo una idea lírica, generalmente es cuando estoy fuera de casa y lo único que tengo es mi teléfono. Abro un documento de Google en mi teléfono y escribo letras abajo. Pero hay algo que sucede cuando enciendo mi teléfono y tengo la intención de escribir algo: la luz simplemente borra mi memoria, o hay una notificación o un correo electrónico, o alguien necesita algo de mí. Así que he estado cargando uno de esos pequeños cuadernos Muji, papel y un bolígrafo.

Hay otro hábito horrible que ni siquiera he desechado ni una sola vez, y realmente necesito descubrir cómo dejar de hacerlo. A veces tengo una gran idea justo antes de irme a dormir, pero estoy tan cansada y pienso: “Eso es muy bueno, lo recordaré en la mañana”. Y nunca, nunca lo recuerdo en la mañana. Me lo repito y me voy a dormir cantando en mi cabeza. Me pregunto: “Por supuesto que voy a recordar eso. No necesito escribirlo”. Y absolutamente nunca sucede.

¿Hay canciones que llevan mucho en el baúl o que no planees lanzar?

He estado haciendo canciones que siento que no terminaré compartiendo. A veces escribo algo y pienso: “Esto solo sería interesante para mí. No necesito mostrarlo a nadie”. Y hay algunas cosas que escribo y me dicen: “Esto definitivamente es aplicable a cualquiera”. Siento que la mitad del trabajo que hago me parece inútil para el público en general y luego no termino la canción. Incluso si es solo para mí, debería terminar esas canciones. Escribir es, fue y siempre será algo que me ayudará a conocerme mejor.

Eres una gran lectora y esto se refleja en tus canciones que son muy literarias. ¿Hay algún libro que consideras, haya tenido un gran impacto en tu composición?

Los libros tienen un mayor impacto en mi composición que la música misma. Es difícil determinar qué libros, pero sé que para Historian, “El Año del Pensamiento Mágico” de Joan Didion fue un gran recurso para mí. Estaba leyendo “Anna Karenina” cuando escribía material para Historian; también “Madame Bovary”, y volví a leer “El Despertar” de Kate Chopin. Todos ellos tienen un tema similar de esta mujer angustiada que al final es castigada por vivir sus deseos.

¿Cuáles son las mayores barreras para las mujeres que incursionan en la música actualmente en estos días y cuáles dirías que son las mejores formas de superarlas?

Siento que algunas de ellas se están cayendo. Creo que lo mejor que puede suceder es que a cada vez más chicas les guste, comiencen a tocar música y tocar solo para que otras chicas puedan verlo y sea un efecto en cadena. Sé que estoy en el otro extremo de esa cadena en este momento. Entonces eso está mejorando, la prensa ha tratado de hacer un esfuerzo para promover bandas encabezadas por mujeres. Sigo pensando que por lo general las mujeres se comercializan con un estándar más alto que los hombres.

Me gustaría ver a más mujeres, ya sabes, celebradas por la música experimental o por la música punk. Como si fuera música no viable comercialmente. Creo que la música artística es quizá un área donde las mujeres podrían ser más celebradas. Y hay excepciones a la regla. Grouper es una de mis artistas favoritas y creo que su música no es tan comercial, sino increíblemente inspiradora y hermosa. Así que sí, veremos qué depara el futuro en ese frente.

¿Cómo fue crecer en Richmond?

Crecí en los suburbios, una zona rural, fui a la escuela secundaria en la ciudad y realmente me involucré con la escena musical allí. Amo a Richmond. No quiero irme en absoluto. Acabo de comprar una casa ahí, me gusta estar cerca de ellos. Ya es bastante difícil mantenerse en contacto en el camino e intento estar presente cuando puedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here