FECHA: 9 DE ENERO DE 2020
LUGAR: SALA BUT (MADRID)
PROMOTOR: LIVE NATION/HELLO CLEVELAND

Con tanto baile de salas (primero se programó en la Caracol, después en la Cool y finalmente en la But), uno empezaba a dudar sobre cómo funcionaría la primera de las fechas de la gira española de Anti-Flag. Su anterior visita a la capital hace 5 años en Gruta 77 es recordada como una de las actuaciones de punk rock más memorables que hemos visto por aquí en mucho tiempo. Afortunadamente, la parroquia habitual tampoco falló en esta ocasión, abriendo así el curso 2020 en materia de conciertos.

La primera sorpresa de la noche nos la llevamos con The Homeless Gospel Choir. Con un aspecto que recordaba a un Jeff Tweedy metido a punk rocker, Derek Zanetti consiguió captar nuestra atención desde la primera canción. A medio camino entre Frank Turner y Jeff Rosenstock, este cantautor paisano de los protagonistas de la velada encandiló a los más madrugadores gracias a su folk punk y su tremendo carisma. Como si de un músico callejero se tratara, se dirigió a las primeras filas fuera de micro para contarnos de manera cercana sus historias sobre la soledad, la política, la religión, la depresión y de cómo encontró un hogar en la escena punk al descubrir una cinta de cassette con el Dookie de Green Day cuando era joven. No fuimos pocos los que nos acercamos después al puesto de merchandising para comprar una camiseta o saludarle en persona.

The Homeless Gospel Choir – Foto: Blanca Gemma Fuerte

Se nota que Anti-Flag miran mucho que tipo de bandas les acompañan en sus giras, porque de la canción protesta pasamos al punk feminista de Dream Nails. Las londinenses descargaron una rápida ráfaga de temas breves con un rock garagero un tanto efectista. Resultaron divertidas y entretenidas, pero tras haber visto a The Homeless Gospel Choir no acabaron de impresionarnos tanto. Aún así, consiguieron caldear el ambiente, que es de lo que se trataba.

Dream Nails – Foto: Blanca Gemma Fuerte

A Anti-Flag les hizo falta muy poquito para encender la sala. Salieron disparando una nueva ‘Christian Nationalist’, pero fue ‘The Press Corpse’ la que terminó activando un pogo que ya no paró en ningún momento. Nos sorprendió ver que en esta gira su batería Pat Thetic se ha debido de quedar en casa por motivos que desconocemos. Su remplazo cumplió a pesar de que se notó la falta de algún que otro ensayo. Tampoco Justin Sane estuvo muy acertado con las voces (el micro Chris #2 estaba notablemente más alto).

Pero si algo tienen los de Pittsburgh son tablas y energía para regalar. Saben perfectamente cómo mantener el pulso del concierto y que el asunto no decaiga. Aunque, claro, cuando tienes una ristra de temazos como la suya, todo es un poco más fácil. Con 20/20 Vision aún por publicar la semana que viene, sólo nos adelantaron la potente ‘Hate Conquers All’ y ‘Unbreakable’. El resto, los hits habituales con ‘Turncoat’, ‘The Criminals’, ‘Broken Bones’, ‘One Trillion Dollars’ y la aclamada ‘This Is The End (For You My Friend)’ a la cabeza. Los más nostálgicos se tuvieron que conformar con ‘Fuck The Police Brutality’.

Anti-Flag – Foto: Blanca Gemma Fuerte

Como siempre, pusieron el foco en su lucha contra el racismo, el sexismo, el fascismo y la homofobia, pero especialmente en la necesidad de cambiar el panorama en un 2020 que se presenta durísimo con una posible reelección de Donald Trump. Sea como fuera, ahí quedó esa ‘Die For The Government’ con su clásico numerito de bajar la batería a la pista como traca final, que por muy visto que esté aún sigue funcionando. Tal vez no fue el mejor concierto de Anti-Flag que hayamos visto, pero siempre cumplen. Esperamos cobrarnos la revancha este verano en el Tsunami Xixón.

GONZALO PUEBLA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here