American Horror Story‘ es una serie atípica. No solo por el hecho de ser una antología conectada, donde cada una de las historias es independiente aunque con referencias entre ellas, sino por la evidente irregularidad entre las temporadas. Así pasamos de las excelente primera temporada, ‘Murder House‘, o la también recomendable ‘Asylum‘, a otras más prescindibles, como ‘Hotel‘ o ‘Apocalypse‘.

Pese a todo, la serie creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk es un éxito y acaba de ser renovada por tres temporadas. Hoy vamos a hablar de la última, ‘AHS 1984‘, que se podría encajar en esas temporadas de calidad media. No nos vamos a engañar, los nueve capítulos han sido un «corre que te pillo», en ocasiones sin sentido y en otras ha dado lugar a momentos delirantes y divertidos.

Pero sobre todo, lo que sí ha sido ‘AHS 1984’ es un rendido homenaje al cine de terror slasher. Sus episodios incluyen continuos guiños cinematográficos, sobre todo a los títulos que dieron origen al género, y también hay referencias a la cultura norteamericana. Por ello, nos hemos decidido a seleccionar las once mayores curiosidades y anécdotas de ‘AHS 1984’ para disfrutarla a fondo.

Pasión slasher

American Horror Story 1984

Slash significa cuchillada en inglés. El slasher es un subgénero del cine de terror caracterizado por la extrema violencia que se practica sobre grupos de jóvenes. En lugares habitualmente alejados de la civilización, hecho que acentúa su indefensión, y donde la presencia de adultos es prácticamente testimonial.

La noche de Halloween‘ (‘Halloween’, 1978) de John Carpenter, se considera el primer gran ejemplo del slasher, pero es apenas dos años después cuando se estrena ‘Viernes 13‘ (‘Friday the 13th’, 1980), cuya estructura narrativa se ha repetido desde entonces hasta la saciedad en numerosas películas del género.

‘Pesadilla en Elm Street‘ (‘A Nightmare on Elm Street’, 1984), ‘Noche de paz, noche de muerte’ (‘Silent Night, Deadly Night’, 1984), ‘Sé lo que hicisteis el último verano‘ (‘I Know What You Did Last Summer’, 1997)… y así una interminable lista a la que se podrían añadir las secuelas, remakes y reboots producidos a partir de todos estos éxitos. Mención especial merece ‘La matanza de Texas‘ (‘The Texas Chain Saw Massacre’) de 1974, una adelantada a su tiempo; en definitiva, la gran pionera.

Mil y una maneras de morir

La imaginación del asesino de turno a la hora de matar a los sufridos personajes no tiene límites; todo vale. Hachazos, empalamientos, cuchilladas, desmembramientos… es la esencia del slasher cuanto más sangriento y desagradable sea mejor. En ‘AHS 1984’ la muerte de los personajes son todo un homenaje a los slashers porque todas ellas son un auténtico festival gore, rozando lo histriónico en ocasiones.

Mr. Jingles, un asesino con personalidad

El asesino de ‘AHS 1984’ tiene todo lo que le podemos pedir a un asesino slaher: un look inconfundible (la negra gabardina, las llaves…), un trauma infantil (la muerte de su hermano y su madre), la imposibilidad de matarlo, al menos en los primeros intentos…

Como sabemos es todo un clásico que a este tipo de asesinos se les tenga que matar y rematar varias veces, y aun así puede quedar vivo para una continuación fílmica. En el caso de ‘AHS 1984’, Murphy y Falchuk han ido más allá porque todos los personajes que morían en el campamento, asesinos y víctimas, resucitaban de forma automática.

A lo largo de la historia de estas películas todos sus macabros protagonistas se caracterizan por algo que les hacía icónicos: Michael Myers y su máscara, Candyman y las abejas, Jason Voorhees y su máscara de hockey, el pescador de “I Know What You Did Last Summer” y su chubasquero, Freddy Krueger con su inolvidable jersey de rayas y navajas en las manos… y así un largo etcétera llegando hasta la ridiculización del personaje en las películas de serie B.

Los hospitales psiquiátricos

En “Halloween”, el asesino Michael Myers escapa del psiquiátrico de Smith´s Grove gracias a una fuga masiva de internos. En ‘AHS 1984’ el hospital psiquiátrico es un protagonista más, en él está recluido Mr. Jingles quien, por supuesto, se fuga del mismo en una escena que recuerda y homenajea la huida masiva de Myers en “Halloween”. En ese mismo hospital la psicolóloga Dona (Angelica Ross) pone en marcha su plan para redimir asesinos psicópatas cuyas consecuencias se sufrirán en el campamento Redwood.

Malditas gasolineras

Cuando el grupo de amigos se detienen en una gasolinera a repostar, el encargado de la misma les avisa y de forma contundente afirma que todos van a morir si van al campamento Redwood. Esta escena es prácticamente idéntica a la de ‘La matanza de Texas’, aunque en este caso especifica más y les dice que no deben meterse en casas ajenas. Desafortunadamente nadie hace caso de estas advertencias y las consecuencias son mortales

El campamento Redwood

American Horror Story 1984American Horror Story 1984

En Estados Unidos, mandar a niños y jóvenes al campamento de verano es algo prácticamente institucionalizado, por eso no es de extrañar que se conviertan en el escenario principal de las masacres. El campamento Redwood es una copia del campamento Crystal Lake donde Jason Voorhees (y algún familiar que otro) campaba a sus anchas asesinando sin consideración alguna.

Para los que recordéis el argumento de ‘Friday 13th’, Jason Voorhees había muerto en el lago por la negligencia de los monitores, al igual que el hermano de Mr. Jingles de ‘AHS 1984’. Decenas de películas han elegido los campamentos como sitios propicios para el asesinato en masa de jóvenes habitualmente bastante atolondrados, por ejemplo «Sleepaway Camp”, “Madman”, “Piraña”, “Camp Blood”…

Como a Ryan Murphy no le gusta poner las cosas fáciles, en el Campamento Redwood no había un solo psicópata sino que eran tres los que actuaban a la vez; Mr. Jingles, Richard Ramírez y Margaret, entrando en los últimos capítulos un cuarto en discordia, Bruce (Dylan Mc Dermott), pero ése dura muy poquito.

Personajes estereotipados

PersonajesPersonajes

Si has visto una película slasher ya te puedes imaginar los personajes que van a morir primero y quién tiene más opciones de sobrevivir… Así, tenemos: el guaperas, la empollona, el graciosillo, la ingenua… Hasta que llegó ‘Scream‘ en 1996 y de forma ligera y satírica decidió cambiar las reglas del juego, a partir de entonces nada es lo que parece.

The Night Stalker es real

El personaje de Richard Ramírez, también conocido como The Night Stalker, existió realmente. Entre los años 1984 y 1985 asesinó a 14 personas y cometió varias violaciones provocando auténtico terror en la ciudad de Los Ángeles.

Richard RamirezRichard Ramirez

Confesó ser adorador del diablo y de la música satánica, tal y como el personaje de ‘AHS 1984’ menciona de forma habitual. La marca satánica tatuada en la mano no es invención de los creadores de la serie sino una copia de la que llevaba el auténtico Richard Ramírez. A veces, la realidad supera a la ficción.

Como curiosidad, no es la primera vez que este personaje aparece en ‘American Horror Story’. En la temporada ‘Hotel’ fue uno de los huéspedes, pero en este caso interpretado por otro actor, Anthony Ruivivar. En la temporada 9 el psicópata está encarnado por Zach Villa.

«Final Girl»

El último episodio de ‘AHS 1984’ lleva ese título, en clara alusión al personaje que suele ser la última superviviente en las películas del género. Habitualmente esta final girl en el slaher es un personaje estereotipado, inocente y virginal, siendo la única que escapa a la muerte.

Tras duras disputas a lo largo del capítulo entre todos los personajes femeninos de la serie, finalmente la afortunada será Emma Roberts dando un giro a los personajes que habitualmente interpreta para Ryan Murphy. También son «Final Girls»: Laurie Stroode en Halloween, Alice en Friday 13th o Sally en el aterrador final de The Texas Chain Saw Massacre.

El fin de Mr. Jingles

American Horror Story 1984 y Viernes 13American Horror Story 1984 y Viernes 13

‘Viernes 13’ tiene uno de los finales más impactantes del cine de terror. Cuando la única superviviente monta en una barca, rema al centro del lago y por fin respira creyéndose a salvo de la masacre, un niño deforme surge de las aguas y la arrastra al fondo del lago, aunque finalmente ella sobrevive, todavía no sabemos el porqué. Ese idéntico final le espera a Mr. Jingles, con la diferencia que él no va a sobrevivir…

La clase de aerobic de Xavier

Para finalizar nada mejor que una frívola anécdota. En el primer episodio de esta temporada, el personaje de Xavier (Cody Fern) imparte una divertida y un tanto “traviesa” clase de aerobic en la que no faltan los calentadores, crop tops (para ellos), pelos cardados… pues bien, allá por 1985 se estrenaba la película ‘Perfect‘, de James Bridges.

El film no pasará a la historia por su calidad pero sí por la clase de aerobic que Jamie Lee Curtis imparte a un John Travolta embutido en unos diminutos pantaloncitos cortos. El objetivo de la clase distaba mucho de ser el ponerse en forma, ya que prácticamente se ejercitaban única y exclusivamente las caderas gracias a continuos movimientos pélvicos… El vídeo sigue siendo todo un éxito en Youtube a día de hoy.

En definitiva, si por algo ha merecido la pena esta ‘AHS 1984’ ha sido por este puñado de referencias, anécdotas, homenajes, guiños… A los que podríamos añadir muchos más que nos han hecho sonreír y sobre toda recordar con nostalgia esas primeras películas que vimos de terror que consiguieron sorprendernos y aterrorizarnos a la vez. ¿Cuál ha sido vuestro momento favorito de la temporada?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here