Los pacientes de diálisis en el área sur enfrentan problemas para ser atendidos



José Manuel Velázquez recibió su último tratamiento de diálisis el domingo. Ayer, transcurridos cuatro días ningún representante de la compañía que ofrece el servicio médico se había comunicado con él.

“No se han preocupado por nosotros”, dijo el hombre de 54 años.

Velázquez, residente de Guánica, recibe el tratamiento de diálisis en la clínica de Yauco de la compañía Fresenius Clinical Care. Sin embargo, desde el lunes la oficina está sin operar luego que la estructura sufriera serios daños estructurales a causa de los reciente sismos registrados en la zona sur y se ordenara su desalojo.

“Yo me siento ya con la pipa muy llena. No sé que me reventará de aquí a mañana”, indicó el hombre en momentos que se encontraba en casa de su progenitora.

Velázquez, quien recibe tratamiento de diálisis hace cinco años, es ciego. Sus condiciones de salud limitan su movilidad. Tras los sismos recientes, su madre, Hilda, lo busca todos los días y se lo lleva para su hogar.

“Yo fui allá (a las oficinas de Fresenius) y el guardia me dijo: ‘ni te bajes del carro’ y le dije: ‘por qué, si hoy me toca diálisis’ y me dijo: ‘dame el número de teléfono y lo van a llamar a su casa para decirle qué día le toca diálisis, sea en Ponce o en Mayagüez’. Mas nada me dijeron”, relató el hombre.

Ayer, no esperaba la llamada. Sabía que no llegaría. A causa de la falta de electricidad en la zona debido a los daños causados a la infraestructura energética, tanto su celular como el teléfono de línea en su hogar no tenían batería.

“Nosotros estamos sin teléfono. ¿Cómo yo voy a llamar? No hay luz, no hay luz”, señaló.

“Es bien difícil”, agregó.

El alcalde de Yauco, Ángel Luis Torres Ortiz, compartía la preocupación por los pacientes de diálisis. Ayer, sin embargo, dijo que la compañía había provisto un número de emergencia para que los pacientes se comunicaran y coordinaran una cita en alguna de las otras clínicas hábiles.

Junto a Velázquez, hicimos el ejercicio de comunicarnos al número provisto por la compañía al ejecutivo municipal. Ocho llamadas después a las clínicas en San Germán y Mayagüez y a un teléfono celular de personal de las oficinas de Ponce, Velázquez no pudo coordinar la cita.

“No sé cómo llegar ni a donde me lo van a dar ni nada”, dijo sentado desde el exterior de la residencia de su madre.

Aseguró que durante el huracán María nunca se retrasó el servicio como está ocurriendo ahora. “Para María ellos me mandaban a recoger el día que nos tocaba”, recordó.

Sin operar dos clínicas

Además del centro de Yauco, la compañía Fresenius tiene cerrado el centro de diálisis ubicada en Punto Oro en Ponce, informó Luis Emanuelli, vicepresidente de esta empresa.

Según explicó, la clínica que ubica en Yauco está cerrada luego de que la administración y la Junta de Condómines del edificio donde ubica este centro de servicios de diálisis ordenaran su desalojo en lo que se hace una evaluación estructural del lugar.

Mientras, la clínica que ubica en Punto Oro, en Ponce, también fue cerrada en lo que se hace una evaluación estructural del lugar.

“Hemos logrado contactar a la mayoría de los pacientes, a un 95%, para reubicarlos (a otras clínicas)”, dijo Emanuelli.

Según informó, en las cinco clínicas que tienen en los pueblos de Ponce, Yauco y Juana Díaz se atienden unos 540 pacientes. Además de las tres clínicas que permanecen abiertas en el área, Emanuelli comentó que algunos pacientes han sido dirigidos a la clínica que tienen en Mayagüez.

También, dijo, se han estado dando servicios de diálisis en varios hospitales del área sur, incluyendo el Hospital San Cristóbal en Ponce, el Hospital Pavía en Yauco, el Hospital La Concepción en San Germán y el Hospital Perea y el Centro Médico, ambos en Mayagüez.

Emanuelli informó que los pacientes del área afectada por los movimientos telúricos que necesiten ser reubicados a otra clínica pueden comunicarse a la clínica de Fresenius en Ponce Centro al 787-848-0045 para coordinar dónde pueden recibir los servicios.

“Dentro de toda la ansiedad e incertidumbre, los empleados (de Fresenius) han hecho sacrificios para asegurar el servicio. Son héroes anónimos y hay que reconocerlo”, puntualizó Emanuelli.

El Nuevo Día se comunicó más tarde con Velázquez y éste indicó que finalmente había logrado comunicación y que le darían la diálisis mañana, viernes, a las 2:00 p.m.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *