Noticias relacionadas

El futbolista sueco Zlatan Ibrahimovic celebró hoy su regreso al AC Milan pues, a sus 38 años, representa «una última descarga de adrenalina para dar el máximo» sobre el terreno de juego, tal y como reconoció durante su presentación.

«Tras la última partida en Los Ángeles recibí la llamada de Paolo Maldini. A mis 38 años he recibido más ofertas que cuando tenía 20. Buscaba la última descarga de adrenalina para dar todavía el máximo», aseguró en la rueda de prensa oficial.

Ibrahimovic, que hasta ahora militaba en la liga estadounidense en Los Ángeles Galaxy, explicó que los contactos con el conjunto «rossonero» se intensificaron tras el desastre con el Atalanta antes de Navidad, cuando recibió la llamada de Maldini y del directivo Zvonimir Boban.


Zlatan Ibrahimovic, con su nueva camiseta

REUTERS

Una decisión fácil

Y la decisión «no fue difícil». Hizo las maletas para fichar durante los próximos seis meses por el Milan, ocho años después de salir del club, al que ayudó a obtener su último Scudetto en la temporada 2010/2011.

«Cuando dejé el Milan yo no quería, fue una elección societaria. Lo importante es que estoy aquí y quiero mejorar las cosas lo máximo posible», afirmó, pues el conjunto se encuentra en el puesto once de la Serie A (primera división italiana).

Ibrahimovic vestirá el número 21, elegido por su hijo de entre los dorsales disponibles, y afirmó que está «preparado» para jugar inmediatamente, incluso hoy en un amistoso contra la Solbiasommese. «Estoy listo y echo de menos tocar el balón», reconoció.

El delantero sueco se mostró entusiasmado por su regreso al «calcio» y destacó la posibilidad de medirse a la estrella de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo: «El duelo será estimulante», declaró.

Su objetivo es mejorar los datos del equipo milanés: «Debemos trabajar mucho, duro y fuerte, creer para dar el máximo sobre el campo. Siempre espero mucho de mis compañeros. No sé qué no ha funcionado hasta la fecha», sostuvo.

Sobre la posibilidad de seguir vistiendo el rojo y negro una vez expire su contrato de seis meses, señaló que todo dependerá de los resultados que logre.

«Nunca he perdido la pasión. Veamos como van estos seis meses y si he dado algo y puedo seguir contribuyendo, entonces seguiré en el equipo. No querré quedarme porque sea Zlatan Ibrahimovic, no me interesa. Tengo 38 años y se qué debo hacer, aunque el estilo y el juego hayan cambiad», subrayó.

[Más información: Para Zlatan Ibrahimovic solo hay un Ronaldo: «¿Cristiano? El verdadero es el brasileño»]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here