Noticias relacionadas

El racismo es una lacra que sigue perjudicando al fútbol. Son muchos los episodios que han tenido lugar a lo largo del año en los que se han escuchado insultos durante la disputa de numerosos partidos. André Onana, portero del Ajax, ha llegado a confesar que un equipo no le fichó por ser negro.

El guardameta ha confesado que en el camino se dio cuenta que «no es fácil para un portero negro llegar a lo más alto». «En mi primer año en el Ajax llegamos a la final de la Europa League. Después de esa final, se habló con un club interesado, pero ese club decidió no ficharme, porque un portero negro sería difícil para sus seguidores. Entonces no fue porque no pensaron que era lo suficientemente bueno. Lo considero un cumplido», explicó.

Onana habló sobre el racismo en el fútbol considerando que «está ahí» y tiene que «lidiar con eso casi en todos los partidos fuera de casa». «Pero no estoy hablando de eso. Estoy orgulloso de ser negro. No veo diferencia entre blanco y negro y no hago ninguna diferencia. Si lo haces, ese es tu problema», aseguró.

No se iría de un partido por los insultos

Además, reconoció que no se iría de un partido por los gritos racistas porque «eso es lo que quieren». «Y no quiero darles a esos que gritan lo que quieren. Por supuesto que hay límites, pero también hay que entender: los aficionados del equipo que pierde pierden los papeles a menudo. Es entonces la única forma de poder golpearte, lastimarte», concluyó.

[Más información: «Intenté parar el partido… me dijeron negro de mierda, vete a tu país y puto mono»]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here