¿Qué lleva a una empresa a decidirse por un proyecto al que prestar su apoyo económico? Hace años, el patrocinio se concebía, más que nada, como una ayuda a cambio de cierta publicidad para la marca patrocinadora. Sin embargo, en la actualidad, muchas empresas han encontrado en el patrocinio una vía a través de la cual contribuir activamente al progreso social

A través de las acciones de mecenazgo a ciertas organizaciones, eventos o proyectos, las marcas pueden dar a conocer sus valores sociales y tienen la oportunidad de mostrar un compromiso real con causas solidarias. 

Uno de los ámbitos más habituales para el patrocinio de grandes empresas es, indudablemente, el mundo del deporte. Su inmenso alcance, los valores que transmite y la estrecha relación que lo une a sus aficionados lo convierte en el sector perfecto al que unir una marca. Grandes empresas de todos los ámbitos -finanzas, comunicación, tecnología- desean asociarse a un deporte, equipo o jugador.

De esta manera, el patrocinio del deporte se convierte también en una estrategia de marketing a través de la cual las compañías se adhieren al lenguaje universal del deporte. 

Patrocinios de primera

El deporte también es un camino que muchos jóvenes aspiran a seguir y sobre el cual construyen su proyecto de futuro. Muchos de ellos, además, sueñan con el deporte más popular del mundo: el fútbol

Por otro lado, el fútbol es uno de los grandes escenarios donde las marcas pueden hacerse aún más visibles y alcanzar a millones de personas. Buena muestra de ello es la final de la UEFA Champions League, seguida en directo por 160 millones de espectadores en todo el mundo. 

Dicha final está patrocinada desde 2018 por Banco Santander, gracias a un acuerdo que se alargará durante tres temporadas. Al mismo tiempo que se iniciaba esta colaboración, la entidad presidida por Ana Botín puso en marcha Football Can, un potente concepto que tiene como fin apoyar el fútbol como motor de progreso de la sociedad.

Además, el Santander patrocina LaLiga desde hace cuatro años y, en 2018, volvió a ser patrocinador de la Copa Libertadores cuya final se jugó en Madrid. La compañía ha escogido el patrocinio de este deporte como parte de su estrategia de marca por su poder transformador y por su impacto positivo en la vida de las personas, ya sea de sus aficionados, de aquellos que lo practican o de los millones de personas a las que emplea.


El deporte que cambia vidas

La campaña Football Can nos muestra historias reales de personas cuya vida ha dado un vuelco gracias al poder transformador del fútbol

Hace unos meses pudimos conocer a Mahia, la primera niña en Uruguay que logró jugar en el Club Nacional de Football de Montevideo, marcar contra Peñarol, el eterno rival y donde llegó incluso a capitanear el equipo. Gracias a Banco Santander, también tuvo la oportunidad de entrar con el Club Deportivo Tacón, en Madrid, donde conoció a su ídolo, Yamila Badell. “Cumplí un sueño, ahora iré por el siguiente”. 

Ahora, Football Can nos ha presentado a Nickollas, un niño brasileño con discapacidad visual y auténtica pasión por el fútbol. La propia FIFA le otorgó el premio The Best como ‘Mejor hincha del mundo’, ya que Nicko no se pierde ningún partido de su equipo favorito, el Palmeiras de Sao Paulo, disfrutándolos como cualquier espectador mientras su madre le narra cada jugada. Inspirado por historias como la de Nicko nace Fieeld, el primer sistema de retransmisión deportiva que utiliza el tacto para que los aficionados invidentes puedan seguir el movimiento del balón en un tablero. Esta tecnología ha sido desarrollada con el apoyo de Banco Santander y junto con Havas como parte de la estrategia de Football Can

Desde la plataforma también  se apoyan otras causas solidarias en el mundo de fútbol como Common Goal, el proyecto de Juan Mata, centrocampista del Manchester United, para que los futbolistas donen al menos el 1% de su sueldo y a través del cual se presta apoyo económico a organizaciones sin ánimo de lucro que utilizan el fútbol para transformar la vida de jóvenes en situación de vulnerabilidad. 

Los patrocinios se han convertido en una de las vías más recurridas por las empresas para dar a conocer sus valores sociales y así pasar de la mera imagen a un compromiso real. Es el caso de Banco Santander, que mediante la iniciativa Football Can trabaja por mejorar la sociedad utilizando el poder transformador del deporte rey. 

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here