Bolivia blinda la Embajada de México en la Paz con un amplio dispositivo policial con drones y el ejército

Noticias relacionadas

La Embajada de México en Bolivia ha denunciado que, además de un cerco policial con militares, ahora mediante drones, vigilan su sede en la ciudad de La Paz, capital de la nación sudamericana.

La legación diplomática informó en Twitter de que «continúa la vigilancia sobre la residencia de México en Bolivia» y que «drones sobrevuelan la residencia oficial«.

Además, la Embajada publicó imágenes en las que se puede apreciar a policías apostados en los alrededores de la residencia y una serie de videos con los vuelos de los drones sobrevolando el edificio.

En un comunicado publicado en la red social de Twitter, la Embajada de México aseguran que han solicitado al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia su apoyo para garantizar la seguridad del recinto, en virtud de las protestas y cambio social en el que está inmerso el país, pero critican que este dispositivo «está fuera de toda proporción».

«Lejos de brindar la seguridad el operativo, que incluye la grabación constante de los inmuebles, representa una amenaza y una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que ambos países han suscrito». 

Desde la propia Embajada califican este dispositvo de «asedio». «Se trata de operativos constantes, con rotaciones nocturnas, de modo tal que hay vigilancia las 24 horas.Los policías observan desde la distancia la actividad de los recintos, además de seguir al personal diplomático méxicano cuando abandonan los inmuebles». 

Además, el escrito señala que la autoridades bolivianas ya han declarado que «el objetivo de los operativos policiales no es brindar la seguridad sino llevar a a cabo aprehensiones a las personas bajo resguardo del Estado méxicano». 

Bolivia y México mantienen una constante tensión diplomática desde que el expresidente Evo Morales fue acogido en el país norteamericano tras renunciar al poder el pasado noviembre forzados por los militares y denunciar un golpe de Estado para derrocarlo.

Por otra parte, este sábado el ministro de Gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, anunció que pedirá que cambien a los diplomáticos de la Embajada de España en La Paz tras el incidente en la residencia de la embajadora mexicana, en el que apuntó a que se buscaba facilitar la «fuga» de un exministro de Morales.

Según denunció el viernes Bolivia, el incidente implicó a funcionarios de la Embajada española que acudieron acompañados de «encapuchados» y «presumiblemente armados» a la residencia de la embajadora de México en aquel país, María Teresa Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *