Una veintena de personas que asistían a la misa de Navidad en la noche del martes al miércoles en la iglesia de la localidad francesa de Carlepont, en el departamento de Oise (norte), tuvieron que ser hospitalizados a causa de una intoxicación probablemente provocada por la calefacción.

Una de las personas afectadas fue evacuada en helicóptero hasta el hospital de Lille, según los bomberos. Pero no corrió peligro la vida de ninguna de ellas.

Entre 150 y 200 fieles asistían al oficio religioso en la iglesia de San Eloi y todos fueron desalojados.

El alcalde de Carlepont, Patrice Argier, decretó este miércoles el cierre del edificio en espera del examen de la caldera el jueves.

«Aparte de la calefacción, no veo qué puede ser, explicó en declaraciones a la página web del diario Le Parisien Argier, que precisó que la caldera se había revisado hace un mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here