más asesinatos e impuestos a cambio de ‘protección’

Noticias relacionadas

Detenciones, redadas, asesinatos y hasta reconciliaciones: la mafia italiana nunca descansa y las fiestas son época de mucha actividad entre la organización criminal. En navidades los jefes de la mafia a menudo aumentan sus negocios, encargan asesinatos y planean estrategias criminales para el nuevo año.

Entre el 10 y el 13 de diciembre, cuenta The Guardian, la policía arrestó a docenas de presuntos miembros de la mafia napolitana, la Camorra. Según los fiscales, los sospechosos, arrestados en Nápoles y Caserta, estaban recogiendo el llamado «impuesto navideño» de los comerciantes: dinero pagado para evitar una ventana rota, un incendio misterioso o una bomba debajo de su automóvil. 

La lista de hombres asesinados por la mafia en Navidad es larga y llena de simbolismo. Es común el asesinato de un oficial de policía, un enemigo u otra persona detestada por la organización para servir como un macabro regalo de Navidad.

El día de Navidad del año pasado, dos hombres encapuchados mataron a tiros a Marcello Bruzzese, de 51 años, hermano de un exmiembro de la mafia que se había convertido en soplón de la policía. El asesinato fue ordenado por un clan de la poderosa mafia de Calabria, la Ndrangheta. Según la Policía, los asesinos, que llevaban pasamontañas, esperaron cerca del piso de la víctima en el centro histórico de Pesaro, en la región italiana de Le Marche, y le dispararon al menos 20 vezes.

Giuseppe Montalto, un agente de la policía que trabajaba en la prisión Ucciardone de Palermo, en donde se han encerrado a los principales jefes de la mafia a lo largo de los años, fue asesinado en la noche del 23 de diciembre de 1995 por un asesino a sueldo de la mafia. El crimen se perpetró mientras subía a su automóvil ante la mirada de su esposa y su pequeña hija. La investigación confirmó que el asesinato de Montalto fue un regalo de Navidad para los jefes mafiosos encarcelados en Ucciardone bajo lo que se llama «prisión dura» en Italia, una especie de confinamiento solitario.

Unos meses antes, Montalto había interceptado un mensaje de un jefe de la mafia para otro criminal. Tras interceptar el trozo de papel lo entregó a sus superiores. Una decisión que pagó con su vida: un exmafioso, Francesco Milazzo, confesó a los jueces que la mafia había ordenado ese asesinato «para dar un regalo de Navidad a los amigos que estaban en prisión».

Reconciliación

Pero no todo son extorsiones y asesinatos: el período navideño también puede ser una ocasión para hacer las paces con otros clanes y dejar atrás disputas entre miembros de la mafia.

En noviembre pasado, los fiscales de distrito de Catania revelaron archivos específicos sobre una investigación en la que otro mafioso convertido en soplón, Francesco Squillaci, reveló que, en las navidades de 2007, cuando se supo que la guerra entre los clanes de Santapaola y Ercolano había comenzado por un asesinato involuntario, los dos jefes rivales celebraron una reunión en la prisión de Bicocca para compartir su comida de Navidad y cesar el conflicto. 

«No es raro que los mafiosos, vinculados a la tradición como son, pasen la Navidad con otros hermanos de la mafia», según un exfiscal antimafia, Sergio Lari, quien durante más de 10 años fue jefe de la fiscalía antimafia de Palermo. “Los padrinos más poderosos de Palermo solían hacerlo todos los años. Acordaban reunirse en la casa de un jefe para felicitarse la Navidad y planificar las estrategias criminales de año nuevo«.

En 1991, durante la cena de Navidad, el jefe de la mafia siciliana, Totò Riina, considerado uno de los jefes más despiadados en la historia de la mafia, después de levantar una copa de champán con sus compañeros mafiosos, decidió que había llegado el momento de declarar la guerra a «los enemigos de la mafia».»En ese preciso momento, se planificó el asesinato de los legendarios magistrados antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino», dijo Lari.

Hay otra razón por la cual la Navidad es tan «especial» para los mafiosos: el efectivo. La gente gasta más dinero en Navidad en regalos, decoraciones y cenas, y la mafia siempre está esperando aprovechar la oportunidad. Las solicitudes de dinero del «impuesto» se vuelven más insistentes durante las vacaciones.

«Cobrar el «impuesto» en Navidad se ha convertido en una práctica criminal estándar en Palermo», dijo Salvo Caradonna, abogado de la asociación Addiopizzo. La asociación reúne a comerciantes que se comprometen a negarse a pagar el dinero del «impuesto». «En Navidad, muchos dueños de negocios reciben más dinero, y la Cosa Nostra, a partir de finales de noviembre, visita habitualmente a los dueños de las tiendas para recordarles que la Navidad está a la vuelta de la esquina y que pronto tendrán que «corregir» sus pagos. Es por eso que Addiopizzo lanza varias campañas en diciembre, para sensibilizar a los dueños de las tiendas para que se rebelen y no lo paguen”.

Sin embargo, los cuentos navideños de la mafia no siempre tienen finales felices para los mafiosos. En la noche de Navidad de 2015, oficiales de los carabineros irrumpieron en la casa del jefe de Palermo, Mariano Marchese. El mafioso se había puesto un traje de Papá Noel y estaba entregando regalos a sus nietos. En esa ocasión pudo evadir la captura a través de una puerta trasera pero fue arrestado en marzo de 2016 y murió en prisión unas semanas después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *