Noticias relacionadas

El hijo del recién designado Primer Ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz, alardea en sus redes sociales de una vida de lujos y caprichos. Baños en jacuzzis, viajes y comidas en sitios caros… un sinfín de instantáneas publicadas por él mismo en sus redes sociales dan cuenta del estilo de vida del que disfruta. Las imágenes han generado polémica en un país en el que ese tren de vida no está disponible para la población general.

El joven Manuel Alejandro Marrero se define en sus redes sociales -que ahora son privadas- «amante de los viajes, del maquillaje y adicto a la fotografía», y en su perfil de Instagram publica habitualmente imágenes en las que se le puede ver disfrutando de esas pasiones.

Según recoge el diario CiberCuba, el hijo de Marrero incluso viaja en uno de los jets privados que usan Miguel Díaz-Canel, Raúl Castro y otros altos dirigentes del país para salir al extranjero. El avión, explican, es uno de los tres aparatos regalados por el expresidente venezolano Hugo Chávez al gobierno de la Isla en los años 2000.


Imagen de Marrero con el citado avión.

Instagram

Las imágenes han generado polémica en un país poco acostumbrado a a ese tipo de lujos. Muchos usuarios de redes sociales han compartido las imágenes, que también han llegado a medios internacionales.

Ratificado por Raúl Castro

Manuel Marrero, el ministro cubano que más tiempo ha permanecido en su cargo, se convirtió este sábado en la mano derecha del presidente Miguel Díaz-Canel al ser designado primer ministro, un cargo eliminado hace más de 40 años y recuperado ahora por la nueva Constitución.

Elegido por el fallecido Fidel Castro en 2004, Marrero fue ratificado por Raúl Castro cuando relevó a su hermano mayor en la presidencia (2006-2018), y luego por Miguel Díaz-Canel cuando éste asumió la jefatura del Estado en abril de 2018. Díaz-Canel resaltó su «honestidad, capacidad de trabajo y fidelidad al Partido y a la Revolución», al proponer su candidatura ante el Parlamento, que la aprobó por unanimidad.

El mandatario cubano también destacó la «rica experiencia en negociación con contrapartes extranjeras» y su gestión acertada al frente de la cartera de Turismo, sector considerado el motor de la economía cubana y la segunda fuente de ingresos para la isla, solo detrás de la exportación de servicios profesionales.

En ese sector desde 1990, Marrero comenzó a ascender poco a poco desde la base, como el propio Díaz-Canel. Pasó de ser gestor de las inversiones del grupo militar Gaviota en la construcción de hoteles en la provincia de Holguín (este), a dirigir instalaciones turísticas estatales en Varadero, el principal polo de sol y playa del país.

Su hijo, Manuel Alejandro, es fruto del matrimonio entre Manuel Marrero y Solange Medina. El joven se graduó de Estudios Socioculturales en la Universidad de Holguín y ahora trabaja como especialista comercial en la agencia de viajes Gaviota Tours, perteneciente a las Fuerzas Armadas cubanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here