Noticias relacionadas

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró este martes que mientras no haya acuerdos para control de armamentos el país continuará desarrollando sus fuerzas nucleares, en una intervención ante la plana mayor del Ministerio de Defensa de Rusia emitida por televisión.

«Sí, Rusia está dispuesta a trabajar en nuevos acuerdos en el ámbito de control de armamentos, pero mientras este proceso no se ponga en marcha va a desarrollar sus fuerzas nucleares», dijo el jefe del Kremlin.

Explicó que se trata de pertrechar a las fuerzas de cohetes estratégicos con sistemas de ojivas hipersónicas maniobrables Avangard y a la Armada con submarinos nucleares Boréi A.

«Y desde luego vamos a continuar los trabajos para crear nuevos sistemas de cohetes capaces de contener de manera garantizada una agresión contra Rusia y nuestros aliados», dijo Putin.

Sobre la calidad del armamento, el presidente ruso fue categórico: «Si queremos vencer, debe ser el mejor del mundo. Esto no es una partida de ajedrez donde alguna vez nos podemos conformar con tablas. Es la organización militar del Estado».

«Nosotros, ni la Unión Soviética ni Rusia, nunca intentamos crear amenazas para otros países. Siempre fuimos detrás: la bomba atómica la fabricó Estados Unidos, y la Unión fue a la siga, tampoco teníamos medios portadores de armas nucleares, no teníamos aviación estratégica. La Unión Soviética iba a la zaga», afirmo.

El presidente ruso destacó que ahora, en cambio, Rusia se encuentra en una situación única, ya que «ningún país del mundo tiene armas hipersónicas en general y, menos aún, armas hipersónicas de alcance continental».

La Fuerza Espacial de EEUU

Las palabras de Putin se interpretan como una respuesta a las noticias que llegan desde Estados Unidos. Allí, la Cámara Alta aprobó la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, en inglés) para 2020, ratificada por el presidente, Donald Trump.

El texto, que destina recursos por un total de 738.000 millones de dólares (663.027 millones de euros), considera el espacio como «dominio de guerra», por lo que avala la creación de un comando espacial que estará bajo el mando de la Fuerza Aérea.

El pasado mes de agosto, Trump anunció la puesta en marcha de un nuevo comando con la misión de proteger los intereses de su país en el espacio, un dominio considerado cada vez más reñido ante el creciente interés de sus dos mayores adversarios: China y Rusia.

El Comando Espacial contará con cinco centros de operaciones, una plantilla compuesta por 287 miembros del Departamento de Defensa y será responsable de coordinar las cinco diferentes ramas de las Fuerzas Armadas; seis en caso de que el proyecto de la Fuerza Espacial salga adelante.

La creación de este nuevo puesto de mando en estos momentos obedece a la creciente amenaza que representan los dos citados países, dijo en ese entonces el general de la Fuerza Aérea John Raymond, quien estará al frente de este nuevo comando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here